APRENDER NÚMEROS

 

Estas barajas estan destinadas a asociar la grafía a un número.

 

Antes de iniciar su uso primero deben saber contar hasta 5 de carrerilla.Cuando son capaces de contar objetos hasta el 10 pueden usar todas las cartas pero mientras tanto SOLO le daremos hasta donde sepa contar.

Es muy útil contar en una recta numérica pintada en el suelo.

O en una escalera. En un cohete en la pared...

 

 

Pueden realizarse multitud de actividades con este material: Van unos ejemplos

CONTEO: ADIVINA QUE NÚMERO VEO. Le mostramos el reverso y por conteo adivinará el número delantero


ORDENAR De mayor a menor, de menor a mayor .La cantidad de cartas que le entregamos gradúa el nivel de dificultad.


SUMAR dos , tres números por conteo de sus reversos. Antes de introducirse en el mundo de las sumas con llevadas, pueden resolverlas por conteo, después es más sencillo el paso a la formalización de la operación


PARA PT Discriminación auditiva en las familias Sesen y Seten al presentarlas aleatoriamente

 

 

 

 

 

Apartir de que ya conocen y reconocen los 10 primeros números agregamos la familia dieci.Del 11 al 20

 

 

 

El apoyo visual con la decena de distinto color es un refuerzo para recordar que el mismo número no indica el mismo valor.
Un 2 rojo indica 2 paquetes de 10 flores mientras que un 2 azul se refieres solo a dos flores.
Para los que están familiarizados con los números en color de las regletas incluimos el apoyo visual de la suma de ambas.

 

Sobre los 5 - 6 años se pueden incluir el resto de la baraja.


El conteo ya no se hace uno a uno (aunque debe permitirse, hay quien necesita asegurarse muchas veces).Contamos de 10 en 10 las decenas y añadimos el conteo de unidades. De esta forma no existen llevadas. Todas se resuelven por conteo.

 

 

Los números del 20 al 30 son consecutivos y trabajamos la agrupación en los reversos de unidades y decenas.

A partir del 30 solo necesitamos dos o tres ejemplos de cada famila,40,50,hasta 100.


Para no hacer un mazo excesivamente voluminoso suprimimos muchos de los números.


Por generalización ya no hay dificultad en reconocer y nombrar los números que no están en la baraja.

© Juan Pedro Sanchez Marquez 1996 Deposito legal AS 3607/96 ISBN 84-605-5889-4